Apoyo Sámi a la democracia bolivian

Los miembros firmantes del Parlamento Sámi estamos preocupados por el incremento de la violencia en Bolivia, violencia que afecta al pueblo boliviano y a todos los pueblos indígenas de la región. Los miembros firmantes del Parlamento Sámi expresamos nuestro respeto por la elección del expresidente boliviano Evo Morales.

Cuidar una democracia viva es un proceso delicado que siempre debe defenderse, y especialmente cuando se trata de incluir a los pueblos indígenas en el trabajo por una paz estable y duradera con un auténtico contenido de igualdad y justicia. La elección del presidente Morales dio a los pueblos indígenas oportunidades de influir en el desarrollo del estado nacional que habitan.

Asimismo, fue una señal para el resto del mundo en general y para los países nórdicos en particular, para que estos también incluyeran a los pueblos indígenas Sámi en una solución con vistas al futuro. También fue inspirador que Bolivia siguiera el ejemplo de Ecuador, legislando sobre la Declaración sobre los Derechos de la Madre Tierra, tras las discusiones de movimientos sociales y populares de toda América Latina.

La declaración fue presentada en la ONU. En 2018, el Parlamento Sámi, como primer parlamento democrático de Europa, decidió apoyar la declaración. En este momento, los pueblos indígenas de Bolivia, en una situación que en mucho se asemeja a un golpe de estado, se han convertido en blanco de acciones de diversos tipos.

El golpe de estado se ha caracterizado por la presencia de elementos racistas con la intención de destruir la Bolivia plurinacional y anular la influencia de los pueblos indígenas. Esto ha implicado que el número de indígenas muertos sea dolorosamente alto y que la violencia corra el riesgo de ir in crescendo.

La crítica que se le pueda hacer al gobierno no justifica ni que se interrumpa la democracia, ni que un presidente electo sea depuesto, ni que con violencia se intente volver a un estado colonial, anulando la influencia de los pueblos indígenas. Nosotros, los parlamentarios Sámi aquí firmantes, solicitamos que Suecia, a través de la ministra de Relaciones Exteriores, Ann Linde, tome una posición clara a favor de la paz y de la libertad y que exprese su apoyo por que los pueblos indígenas de Bolivia sean protegidos de las acciones violentas que ya han causado muertes.

Solicitamos que la ministra Ann Linde se exprese a favor del restablecimiento de un proceso democrático abierto que involucre a los pueblos indígenas. También solicitamos que Suecia promueva tanto la participación de observadores electorales en los preparativos de las próximas elecciones, así como en las elecciones, en el escrutinio y en la compilación de los resultados electorales.

Asimismo, urgimos a la ministra Ann Linde que, a través de la UE, la ONU y otros organismos internacionales, se garantice una investigación de los violentos delitos políticos cometidos para que los culpables sean juzgados y procesados.

Sápmi, 29 de noviembre de 2019

Stefan Mikaelsson Marie Persson Njajta Mona Persson Mari-Louise Boman

Lämna ett svar

Din e-postadress kommer inte publiceras.